Qué es la Simpatectomía...?

Torácica Endoscópica

Es la cirugía para tratar la sudoración que es más copiosa de lo normal. Esta afección se denomina hiperhidrosis. Por lo regular, la cirugía se utiliza para tratar la sudoración en las palmas de las manos o la cara. Los nervios simpáticos controlan la sudoración. Con la cirugía, se cortan estos nervios a la parte del cuerpo que suda demasiado.

Esta cirugía por lo regular se hace en personas cuyas palmas sudan mucho más profusamente de lo normal. También puede usarse para tratar la sudoración extrema de la cara. Sólo se utiliza cuando otros tratamientos para reducir la transpiración no han funcionado.

PREGUNTAS FRECUENTES

Respondemos aquellas dudas que todo paciente debe tener en cuenta.

La cirugía tarda aproximadamente de 1 a 3 horas.
- El cirujano hace 2 o 3 cortes pequeños (incisiones) bajo un brazo.
- Se desinfla (se colapsa) el pulmón en este lado, de manera que el aire no entre ni salga de este durante la cirugía. Esto le da más espacio al cirujano para trabajar.
- Se introduce una cámara diminuta llamada endoscopio en el tórax a través de uno de los pequeños cortes. El video de la cámara aparece en un monitor en el quirófano. El cirujano observa el monitor mientras realiza la cirugía.
- Se introducen otras herramientas pequeñas a través de las otras incisiones.
- Usando estas herramientas, el cirujano localiza los nervios que controlan la sudoración en la zona del problema y los corta, sujeta o destruye.
- Se infla el pulmón en este lado.
- El cirujano cierra las incisiones con suturas (puntos de sutura).
- Se puede dejar un pequeño tubo de drenaje (salida de líquidos) en el tórax durante un día.
Como en toda cirugía, existen ciertos riesgos que son minimizados si se visita a un buen especialista. Mencionamos algunos:
- Aumento de la sudoración o nueva sudoración.
- Aumento de la sudoración en otras zonas del cuerpo (sudoración compensatoria)
- Disminución del ritmo cardíaco.
Le pueden solicitar que deje de tomar medicinas que dificulten la coagulación de la sangre. Algunos de estos son ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno. Pregúntele al cirujano qué medicamentos debe tomar aun el día de la cirugía. Si fuma, trate de dejar el hábito. Pídale ayuda a su proveedor de atención médica para dejar de fumar. Fumar incrementa el riesgo de problemas como una sanación lenta.
La mayoría de las personas permanecen en el hospital una noche y se van a casa al día siguiente. Usted puede tener dolor durante aproximadamente una semana o dos. Tome analgésicos (calmantes del dolor) como el médico le recomendó.
Esta cirugía mejora la calidad de vida para la mayoría de las personas. No funciona igual de bien para las personas que tienen sudoración axilar muy abundante. Algunas personas pueden notar una nueva sudoración, pero esta puede desaparecer por sí sola.