Qué es la Colecistectomía...?

Cirugía Laparoscópica Hepatobiliar

Esta técnica es la más común para una colecistectomía simple. El cirujano hace cuatro incisiones pequeñas en el abdomen. Se inserta entonces un puerto (tubo de goma) dentro de una de las incisiones y se infla el abdomen con un gas llamado bióxido de carbono. Este procedimiento le permite al cirujano ver más fácilmente la vesícula biliar. A través de otra de las incisiones o puerto se inserta un laparoscopio. Este instrumento parece un telescopio con una luz y una cámara de vídeo en su punta, que ayuda al cirujano para que éste pueda ver dentro de su abdomen. En las otras dos incisiones se insertan otros instrumentos quirúrgicos los cuales se utilizan para remover la vesícula biliar.

El procedimiento completo toma de 1 a 2 horas.

PREGUNTAS FRECUENTES

Respondemos aquellas dudas que todo paciente debe tener en cuenta.

- Los problemas de la vesícula biliar son usualmente causados por la presencia de cálculos, los cuales son pequeñas piedras compuestos principalmente de colesterol y sales biliares, y se forman en la vesícula o en la vía biliar.
- No se sabe porque algunas personas forman cálculos.
- No se conoce alguna medida para prevenir los cálculos.
* Estos cálculos pueden obstruir la salida de la bilis de la vesícula, causando su inflamación y produciendo dolor abdominal agudo, vómito, indigestión, y ocasionalmente, fiebre. Si el cálculo obstruye el colédoco, se puede producir ictericia (color amarillo en la piel).
- Son de raza americana nativa
- Tienen un historial familiar de piedras en la vesícula biliar - Están sobrepeso
- Ingieren mucho azúcar
- Están embarazadas
- No hacen ejercicios con regularidad
- Pierden peso rápidamente
- Usan estrógeno para manejar la
- Menopausia
- Dolor punzante en la parte alta central o derecha del abdomen.
- Fiebre baja.
- Náuseas y sentirse como hinchado o inflamado.
Las ventajas del abordaje laparoscópico son que por lo general proporciona:
Al removérsele la vesícula biliar se le alivia el dolor, se le da tratamiento a la infección y, en la mayoría de los casos, se evitará que las piedras o cálculos vuelvan a surgir. Entre los riesgos de no hacerse la operación están el que los síntomas empeoren, se desarrolle una infección o que la vesícula biliar reviente.
La mayoría de los pacientes pueden regresar a trabajar dentro de siete días después del procedimiento laparoscópico. Por supuesto, esto depende de la naturaleza de su empleo. Pacientes con trabajos administrativos o de escritorio usualmente retornar en pocos días, mientras los que tienen trabajos manuales o que tienen que levantar objetos pesados pueden demorarse un poquito más. Los pacientes que sufren procedimientos tradicionales no pueden retornar a sus actividades normales por cuatro a seis semanas.
Aunque hay muchas ventajas de la laparoscopia, el procedimiento puede no ser apropiado para algunos pacientes quienes han tenido cirugías previas abdominales o quienes tienen alguna condición médica previa. A través de una evaluación hecha por su médico personal, y consultando un cirujano general con entrenamiento en laparoscopia, se puede determinar si la extracción laparoscópica de la vesícula es apropiada para usted.